Desde este lunes 22 de marzo, fueron activados los diferentes dispositivos de seguridad en los 23 municipios de la entidad merideña, para dar cumplimiento a las medidas preventivas durante las dos semanas continuas de cuarentena radical, decretadas este domingo por el presidente de la república Nicolás Maduro.

Así lo informó el G/D Danny Ferrer Sandrea, comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) número 22 de Mérida, desde la Base Aérea Táctica Avanzada de El Vigía, municipio Alberto Adriani, al hacer referencia al incremento de las acciones para crear conciencia en la colectividad en general ante el repunte de los contagios por la enfermedad del coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19).Esto a través de los distintos organismos de seguridad, encargados de velar por la salud del pueblo, por instrucciones del General en Jefe Vladimir Padrino López, ministro para la Defensa, y el Almirante en Jefe Remigio Ceballos, comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. «Nosotros los funcionarios policiales y militares podemos estar todos en la calle, pero si los ciudadanos no entienden la magnitud de esta amenaza biológica es muy díficil mantenerla a raya.

Las personas deben entender que los accesos en los puntos de control están restringidos, salvo para los sectores priorizados de salud, comunicación, seguridad y alimentos», puntualizó Ferrer Sandrea.

Agregó que grandes esfuerzos estan realizando el Estado Venezolano y el mandatario nacional para obtener las vacunas, a través del sistema de salud para afrontar esta permisiosa y peligrosa enfermedad. Acción que se deriva en Mérida bajo la articulación del protector Jehyson Guzmán y la autoridad única de salud Ramón Nieves.

Restricciones

En lo que se refiere en el ámbito regional, al citar los cerca de 130 casos activos por COVID-19, la autoridad de la ZODI enfatizó que se va a restringir al máximo el acceso interestatal para todos aquellos transeúntes sin salvoconducto o razón alguna fundamentada para salir o entrar al estado.

Asimismo, «entendemos que la Semana Santa ha sido para muchos por tradición una época para el esparcimiento y recreación en ríos y balnearios, pero por prevención estamos coordinando con todos los gobernantes municipales para cerrar el acceso a estos lugares tradicionales para el descanso», señaló Ferrer Sandrea.

Por otra parte, anunció que aquellas personas propiciadoras de fiestas, conciertos y otros encuentros que generen aglomeraciones serán detenidas y presentadas ante el Ministerio Público, porque tácitamente están de forma deliberada promocionando a la propagación de la COVID-19, al desafiar las medidas de bioseguridad. En Venezuela hay Estado de Derecho, pero si es necesario acciones más radicales, se van a tomar. Debemos tener mucho cuidado con la nueva sepa brasileña, la cual ha dado aviso que tiene una letalidad mayor, sentenció el comandante. Prensa CORPOMÉRIDA