El Equipo Regional de Activistas de Voluntad Popular en el Estado Mérida hace del conocimiento público nuestra manifestación de apoyo categórico a la noble labor dirigida por el Obispo Auxiliar de Mérida Monseñor Luis Enrique «Kike» Rojas, defendiendo la ayuda distribuida a través de Caritas, y de la cual la Guardia Nacional Boliviariana pretendía hacer captura cual botín.

La población de Tovar, al igual que los Pueblos del Sur hoy viven una situación de catástrofe, que requiere de la mayor colaboración, solidaridad y trabajo mancomunado entre organismos públicos e iniciativas privadas.

Genera un profundo repudio que la Guardia Nacional Boliviariana no pueda, ni siquiera ante la tragedia, desprenderse del accionar vil que le ha dado la llamada visión militar del chavismo.

Nuestra organización no solo apoya la acción solidaria de Monseñor Luis Enrique «Kike» Rojas, sino que se une a su acción de denuncia a la actuación de un componente militar devenido en brazo armado de las prácticas corruptas del Estado.

¡Basta de matraca en medio de la desgracia de nuestros hermanos del Mocotíes y los Pueblos del Sur!

VOLUNTAD POPULAR MÉRIDA