En trabajo mancomunado entre autoridades del Instituto de Prevención y Asistencia Social (IPAS) nacional y estadal, a beneficio del personal de Educación, se desarrolló con éxito la primera jornada de vacunación contra la COVID-19, en la que fueron aplicadas dos mil dosis a trabajadores adscritos a este sector, entre los que destacan docentes, personal administrativo y obreros.

Así lo dio a conocer la directora del IPAS estadal, Libis Uzcátegui, quien  manifestó que tomaron en cuenta como primera instancia de prioridad, a personas con dos patologías médicas y luego con una patología, en edades comprendidas entre los 18 y 59 años de edad. “Ha sido un trabajo satisfactorio, pues hemos logrado en esta primera etapa atender al personal correspondiente de los municipios Libertador, Tovar y Alberto Adriani, tanto nacional como estadal, a la espera de la llegada de más vacunas para continuar el proceso”, acotó.

Indicó Uzcátegui que en esta primera fase fueron aplicadas vacunas  Sinopharma, de origen chino, y destacó que no reportaron ninguna reacción secundaria considerable.

Por su parte, el director de Educación en la entidad, Jorge Carvajal Callejas, aseguró que continuarán con el censo en toda la geografía regional, en el que se incluye al personal obrero y administrativo, con el fin de que sea tomado en cuenta para las venideras jornadas de vacunación de acuerdo al cronograma que emita el Gobierno nacional. /Prensa OCI / Mérida /Gilson Rojas