La crítica situación que atraviesa el sector universitario con salarios de miseria que obliga a los profesores, empleados, técnicos, obreros a desertar de los espacios académicos y dedicarse a otros oficios mejor remunerados para poder sobrevivir.

Desde el Centro de Atención Médico Integral de la Universidad de Los Andes- Camiula en la ciudad de Mérida los universitarios alzaron nuevamente la voz, gremios, estudiantes y la sociedad civil activa se unieron para exigir mejores condiciones salariales que permita vivir dignamente.

Es la tercera semana de protesta en la que los universitarios abordan distintos espacios para exigir la dignificación de los salarios.

El rectorado de la ULA y frente a la sede del edificio del Vicerrectado Administrativo en la capital merideña se han unido los universitarios para exigir respeto a la educación, a la vida, a los derechos humanos.