La celebración de los 237 años de la Universidad de Los Andes (ULA), centró su más acentuado sentido en honrar a todos los universitarios por ese sacrificio y entrega en pro de una universidad de puertas abiertas.

Fue un momento propicio para visibilizar esa gran expresión de pertenencia que reinó en las actividades conmemorativas por sus años de historia.Los actos iniciaron con la conformación de un cortejo en el Edificio Central del Rectorado por parte de autoridades, docentes, egresados, estudiantes e invitados de nuestra ilustre universidad.

Un vistoso recorrido guiado a ritmo de marcha por la Banda Show Municipal de Mérida el cual partió de la avenida 3, dobló en la calle 21 y retomó la avenida 4 para dirigirse a la Basílica Menor que resonaba su campanario.

En la Basílica Menor de Mérida se celebró la eucaristía en acción de gracias, oficiada por Monseñor Luis Enrique Rojas.En su homilía Monseñor Rojas reseñó los 237 años de historia que no han sido fáciles, pero si de muchos logros para la institución como para la sociedad en general.

«Es revisar y desempolvar, pero también ponerle el corazón a la universidad y a la cuna de la universidad que es el seminario San Buenaventura para poder entender lo que hoy sucede, para poder enfrentar los retos y continuar apostándole a la educación en Venezuela», indicó.

Terminada la eucaristía el cortejo se condujo nuevamente al Edificio Central del Rectorado, donde en su patio central se rindió una ofrenda floral ante Fray Juan Ramos de Lora.Los espacios del Aula Magna cerraron la actividad central por estos 237 años de la Ilustre Universidad de Los Andes donde el orador invitado fue el presidente de Fedecámaras, Carlos Fernández Gallardo.

A la magistral intervención del representante empresarial nacional le precedieron los discurso de apertura del rector de la ULA, Mario Bonucci y de la bachiller Oriana Vanessa Chacón Picón.Oriana Chacón, es la estudiante con el mayor promedio académico en la ULA (19,100 Pts.) y cursa el séptimo semestre de Administración en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (FACES)/ (Prensa ULA DF/ Carmen Betancourt)