Con la intención de brindar la mayor atención sanitaria a los vecinos de Tovar afectados por las lluvias, el gobernador del estado, Ramón Guevara, a través de la Corporación de Salud del estado, dispuso que se realizara un amplio trabajo de cuido y prevención en los sectores con mayor afectación, tales como Monseñor Moreno y El Corozo Alto.

Para realizar este trabajo hay que destacar la participación voluntaria del personal médico, en su mayoría jóvenes galenos que acaban de culminar con su servicio legal en la red de hospitales y ambulatorios del estado, tales como Fátima León, Carlos Rico, Luis Espinoza, Keila Sulbaran y María Daniela Rivas, quienes se han trasladado hasta los sectores vulnerables y han cumplido con su juramento hipocrático con entrega y esmero.

Estos profesionales el día viernes 27 de agosto, administraron 230 dosis de toxoide antitetánica y realizaron 70 atenciones médicas, suministrando tratamiento, trabajo que hicieron con el apoyo del personal de Bailadores, desde donde trasladaron insumos médicos, medicamentos y agua potable para la comunidad.

El primer mandatario regional reconoció la labor de estos médicos, a quienes animó a seguir demostrando la valía de su vocación por el servicio del pueblo.

De la misma forma Guevara dispuso que los galenos se trasladaran hasta el sector Tacarica, donde realizaron caminando el abordaje brindando vacunación a 210 personas y atendiendo a 80 afectados que no han salido del sector por los problemas de vialidad hacia la zona, además se les administró tratamiento a los pacientes que lo necesitaron.

Los tres puestos de atención sanitaria dispuestos por  el primer mandatario regional que se instalen en Tovar, se encuentran uno en el sector Monseñor Moreno, uno en el Corozo y otro en el Hospital Tipo II “San José” donde se atenderá de forma eficiente a quienes han resultado afectados, dando soluciones a las necesidades de los afectados. / Euro Lobo