«Durante los días miércoles, jueves y viernes pasados, el municipio Julio César Salas del estado Mérida vivió el castigo más grande sin electricidad y sin agua potable» así lo denunció el dirigente social de esta localidad de la Panamericana Robert Leal.

Agregó en su denuncia «cuando ya teníamos más de 5 dias sin agua por las fuertes lluvias se suma el corte de electricidad de más 54 horas dónde comerciantes que hacen actividad económica y habitantes del municipio estaban consternados por la grave situación que pasaron por su calidad de vida por el suelo, que entidad surge o avanza durante esa terrible situación».

Aseveró Leal » esté municipio no tiene doliente ni nacional, ni regional y ni municipal; porque después de arreglado no hay ningún tipo de pronunciamiento por ninguna autoridad por lo menos para dar información al respecto sobre las causas que provocaron este nuevo apagón que sumergió en la oscuridad al municipio».

La falla eléctrica también afectó las comunicaciones, y la conectividad de puntos de venta por lo que los comerciantes vieron reducidas sus ventas porque había como cancelar las compras en los establecimientos.