El colapso evidente del techo del edificio principal de escuela de farmacia en la facultad de Farmacia y Bioanalisis de la Universidad de Los Andes debido a la falta de mantenimiento correctivo coloca en riesgo los espacios dónde más de 300 estudiantes desarrollan diferentes actividades en las diferentes cátedras.

El profesor Robert Lobatón, director de la escuela de Farmacia de la ULA denunció la gravísima situación que presenta el edificio donde funciona la dependencia, «los techos han colapsado debido a las filtraciones que están afectando la estructura de dicha edificación».

«Lamentable la falta de recursos que desde hace varios años no llegan a la universidad, han impedido que se puedan realizar los mantenimientos adecuados al manto asfáltico que recubre está estructura» agregó.

«El agua se filtra por los techos y cae sobre los mesones de los laboratorios del tercer piso donde funcionan los laboratorios, y aulas de docencia e investigación» denunció Lobatón. Además enfatizó sobre la concentración de moho y bacterias que pudieran afectar a los estudiantes y el personal que labora en los laboratorios.

El director de la dependencia universitaria hizo el llamado a las autoridades nacionales para que está situación sea solventada, ya que está en riesgo no solo la infraestructura de la escuela, sino además la continuidad académica de los estudiantes. JQ