Este viernes se realizó una reunión de trabajo con el personal adscrito a la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro) en la entidad merideña, en la cual se debatieron los nuevos criterios de fiscalización, distribución y comercialización de la producción merideña, luego de una instrucción girada por el Gobernador del estado, Jehyson Guzmán.

En tal sentido, el primer mandatario regional se apoyará en la Sunagro para fortalecer el Gabinete Económico de la magistratura andina, a lo cual se dará respuesta en el marco de la Ley del Sistema Nacional Integral Agroalimentario, tal como lo explicó Rodolfo Vivas, director estadal del organismo antes mencionado.

La reunión operativa se concentró en establecer índices que definan las lógicas de distribución y comercialización de la producción regional, específicamente en el rubro de hortalizas.

“El Gobernador nos ha dado la instrucción de crear un plan para ordenar y proteger la distribución, circulación y comercialización de las hortalizas en el país, pero además revisaremos otros rubros como los subproductos lácteos, tomando en cuenta los índices de producción de éstos en el estado Mérida”, explicó Vivas.

Es así como se ha empezado a definir un plan de contingencia, el cual empieza con la revisión del actual procedimiento para la distribución y establecimiento de precios, pero que además incluirá un registro de mayoristas y distribuidores de hortalizas, así como de los centros de guiado.

La tarea incluye visitas de fiscalización a las comercializadoras, acopios y afines en materia de hortalizas y verduras, en los municipios Rivas Dávila (Bailadores), Pueblo Llano, Rangel (Mucuchíes), Miranda (Timotes) y Cardenal Quintero (Santo Domingo).

“Con esta iniciativa instruida por el Gobernador de Mérida, Jehyson Guzmán, buscamos ordenar y resguardar todo el proceso que va desde la producción, hasta que el alimento que se produce en nuestro estado llegue a la mesa de los venezolanos”, puntualizó Vivas, finalmente. Prensa Sunagro/CNP:12.420