Partiendo desde las solicitudes efectuadas a la gerencia de Recursos Humanos de la Alcaldía de Mérida para la cancelación de beneficios atrasados de los trabajadores y ante la indiferencia del gerente de la oficina mencionada, los directivos del Sindicato de trabajadores (Suepcmalem) en reunión con sus agremiados acordaron consignar oficios dirigidos a diferentes entes municipales.

Así lo expresaron los dirigentes gremiales de la casa municipal, quienes hacen eco a la opinión pública a través de los medios de comunicación acerca de estas peticiones, cuyo objetivo es el de honrar a la clase trabajadora con estos beneficios, dirigiéndose además a la Contraloría municipal, al despacho del ciudadano alcalde y nuevamente a la gerencia de Recursos Humanos.

Manifestaron, que entre las solicitudes expuestas en ese petitorio se pueden nombrar algunas clausulas a pagar como: clausula 21 aumento del sueldo del 30%, la 49 dotación de uniformes, la 47 becas de estudio para los hijos de los trabajadores,  la 45 juguetes pendientes para los mismos, la 7, 10 y 11 aportes de monte pio, aportes patronales no cancelan desde el año 2019 y 2020 por lo que exigen cumplir con los artículos 412 y 413 de la Ley Orgánica de los Trabajadores y convención colectiva vigente entre otras.

Indicaron además, que para el día 11 de febrero otorgaron un pago de 2
millones de bolívares para un pequeño grupo de trabajadores los cuales
fueron seleccionados por Gerardo Pacheco quien funge como gerente de
Recursos Humanos de la casa municipal, dejando por fuera a la mayoría
del personal que labora en la Institución.

Igualmente hacen un llamado a Gerardo Pacheco gerente de Recursos Humanos para que haga llegar las nominas actualizadas a la Oficina Nacional de Presupuestos (ONAPRE), para el otorgamiento de los bonos al personal activo y jubilado de la Alcaldía y de los Institutos Autónomos, resaltaron.

Para concluir, exhortan al alcalde Alcides Monsalve para que tome cartas en el asunto con respuesta inmediata y se acuerde también de la clausula 54 que corresponde al servicio funerario donde el 50% lo cancela el patrono y el otro 50% el trabajador, indicaron.