La crisis de la escasez de combustible no da tregua en el páramo merideño, específicamente para en el municipio Miranda dónde solo cuentan con dos estaciones de servicio para abastecer a los productores agricolas y al ciudadano en general.

Algunos productores han tenido que idear modalidades más económicas para sacar sus cosechas y evitar perdidas mayores utilizando las «Mototritones» y lograr la movilización de los rubros y así evitar perdidas mayores.

Andrés Ramírez, presidente de la Asociación de Productores Agricolas del municipio Miranda denunció que esta localidad en la que su economía está sustentada en la producción y distribución de los rubros agricolas se cosechan en esta región se ven severamente golpeados por esta situación dónde los productores ven varadas sus cosechas al no tener como sacarlas del campo.

«En la estación de servicio habilitada para el cobro del combustible a precio internacional o dolarizada tiene más de 22 días sin recibir despacho, mientras que la estación de servicio subsidiada suma al menos 15 días sin el despacho correspondiente», señaló Ramírez.