Habitantes y vecinos de San José de Acequias, aldea Mucumpis, municipio Campo Elías del estado Mérida, denunciaron que a pesar que tiene orden de captura por el Ministerio Público para un pervertido sexual que abusaba de su propio sobrino, las autoridades no lo han aprehendido.

Informaron los denunciantes que el hombre vive muy tranquilo en su casa, como si nada hubiese pasado bajo lo complicidad de algunos familiares del pequeño quienes conocían de los bajos instintos que el hombre cometía en contra de su sobrino.

Revelaron que actualmente el niño vive con miedo y prácticamente escondido junto a su madre, temiendo cualquier represalia del hombre.Informaron que el hecho salió a la luz pública, el pasado 20 de junio del año en curso, cuando el menor ingresó al hospital con una infección en el recto, desgarre y demás signos que evidenciaban que había sido violado.

Al preguntarle al niño, éste informó que había sido su tío que desde hacía un año venía abusando de él.A pesar que el caso fue denunciado en flagrancia, luego de dos meses fue que el Ministerio Público emitió la orden de captura sólo al victimario, dejando por fuera a la abuela del niño y otros miembros de la familia quienes fueron cómplices de lo que estaba pasando y nunca dijeron nada.

Refiere la denuncia que este caso se mantiene callado porque el padrastro del niño es jefe de la aldea y tiene amenazados a los habitantes

A casi 4 meses de haberse descubierto el caso, habitantes de esta aldea piden justicia por lo que hicieron un llamado al Ministerio Público, a Douglas Rico, director general del Cicpc, policía del estado Mérida para que metan tras las rejas a este sujeto, pues anda como si nada hubiese pasado antes de que puedan haber otras víctimas.

Catarine Castro Ucros. CNP 8.962

Foto: Cortesía

DIARIO PICO BOLÍVAR