La Delegación estadal Mérida del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) conjuntamente con la Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra las Personas, Brigada de Homicidios Tovar, dieron con la captura en tiempo récord de seis sujetos presuntamente implicados en el homicidio del obrero, Wuilmer Alexander Botaro Márquez de 35 años de edad, quien fue asesinado a disparos, hecho ocurrido durante la madrugada del domingo primero de mayo en las afueras de una licorería, ubicada en Santa Cruz de Mora, municipio Pinto Salinas de la geografía merideña.  

De fuentes oficiales, ligadas a la investigación, se conoció que el autor material fue plenamente identificado como “Yon”, quien luego de cometer el crimen huyó. Tiene 33 años, natural de Ejido, y registra antecedentes penales por los delitos de homicidio, droga y porte ilícito de arma de fuego.

En el procedimiento practicado por los detectives lograron la detención de José Luis Araque Contreras (21), apodado “El Chima” ; Eleazar Fernández Gonzales, de (29) conocido en los bajos fondos como “Chagui”, estaba solicitado por el juzgado segundo de ejecución del Circuito Judicial Penal de El Vigía, supuesto autor del delito de hurto agravado de vehículo automotor.

También cayeron: José Orlando Gonzales Gonzales de (24) conocido como “Lalo”; José Gregorio Mora Merchán de (22), Wilmer Daniel Márquez Contreras de (18) apodado como “Loro” y finalmente, Gavino Araque Moreno de (18), todos nativos de Estanques, municipio Sucre. 

La Policía Científica determinó que se trató de una riña colectiva, el homicida escapó en compañía de los ahora detenidos en varias motocicletas que cargaban. Entre las evidencias de interés criminalístico se encuentra una sustancia de color pardo rojizo de presunta naturaleza hemática, dos conchas de proyectil calibre 9mm. Una prenda de vestir tipo franela, color azul, impregnada de sustancia color pardo rojiza y cuatro motocicletas de diferentes marcas. Periodista/Daniel Molina Quiñonez