Con marcha pacífica desde varios puntos de la ciudad, este jueves los trabajadores del sector salud marcharon hasta la gobernación del estado Mérida donde alzaron sus voces para exigir condiciones dignas de trabajo, así como mejoras en los sueldos y salarios que perciben, respeto a la contratación colectiva y pago de deudas pendientes.

El Sindicato de Hospitales y Clínicas del estado Mérida a través de su delegado regional Giovany Sánchez denunció las precarias condiciones en las que se encuentran los trabajadores del sector salud en la entidad.

Asimismo, personal de enfermería manifestó su descontento ante esta situación “tenemos que ir a trabajar sin pasaje, muchas veces sin comer, tenemos que priorizar la alimentación de nuestros hijos, porque el sueldo no alcanza, nos vamos a las guardias con los estómagos vacíos”.

El dirigente social y trabajador de la salud Joan Gómez, señaló “Mérida hizo lo suyo, en reclamo propio ante las deudas de la Administración estadal con el sector salud y en concordancia a la Convocatoria Nacional salimos a las calles y frente a la Sede de Gobierno exigiendo nuestras reivindicaciones y derogación de Instructivo ONAPRE”.

De no concretarse las solicitudes, tomarán acciones más contundentes, hasta ser escuchados, tocar las instancias necesarias hasta lograr ser atendidos.  JQ, CNP 23.851