En épocas de crisis, quien no se reinventa, desaparece, y eso es precisamente lo que ha pasado en Mérida: más de 20 restaurantes han abierto sus puertas contra viento y marea. Algunos de estos nuevos emprendimientos usan las bondades de la red y se las han ingeniado, no solo para ofrecerte un menú variado, sino también: ¡para llevártelo hasta la puerta de tu casa!

Y es que, a pesar de las consecuencias que ha traído para Venezuela la pandemia originada por la COVID-19 –sin obviar la difícil situación financiera del país-, hay quienes apuestan en positivo.

El empresario merideño del sector restaurantes, Massimiliano Ranieri Cavorso, es uno de ellos. “Es indudable que hay un crecimiento de nuevos negocios en el área de restaurantes y comidas rápidas, tanto en el sector formal e informal, así como de ocio y diversión”, afirma.

Son ideas, proyectos y emprendimientos que se están consolidando y esto es una buena noticia para la economía regional, pues se ofertan nuevos puestos de trabajo.

Y lo dice con las cifras nacionales en la mano, basándose en las afirmaciones de Iván Puerta, presidente de la Cámara Nacional de Restaurantes, (Canares):

• Para junio del 2021, el sector de restaurantes, reportó un crecimiento del 60 % en las ventas.

• Mientras que, en el primer semestre del 2022, «se observó una gran variedad de emprendimientos gastronómicos en todos los niveles, desde gama baja hasta gama alta».

Los proyectos van desde yogurt, quesos y comida rápida; hasta postres y todo lo que necesitas para tus celebraciones, y lo encuentras a un clic de distancia.

Por supuesto, a otros restaurantes puedes visitarlos y disfrutar de toda la experiencia completa: revisar su menú, conocer su especialidad, comer en un sitio agradable con tu familia, conversar con su dueño y hasta con los chefs, si eso es lo que quieres.

«Es genial que muchos merideños tengan ideas, ganas de invertir y estén trabajando en el sector gastronómico, pues necesitamos unir el esfuerzo de muchos talentos, que en Mérida sobran, y tomar en cuenta las estrategias de quienes son expertos en inversiones de esta naturaleza, tales como evaluar la cantidad de clientes potenciales, sus gustos, y analizar la competencia, para ofrecerle a merideños y turistas un servicio gastronómico de calidad”.