El director de la Corporación de Salud del estado Mérida, Rubén Darío Gallo, salió al paso a las informaciones que acusan de una supuesta negativa del primer mandatario regional, Ramón Guevara, para poner en servicio las áreas del piso 3 del Hospital Universitario de Los Andes, afirmando que “es intención del gobernador brindar el mejor servicio desde el principal centro asistencial del estado”.

Galló recordó que el pasado 4 de mayo, en el Salón Tulio Febres Cordero de la Gobernación del estado, se sostuvo una importante reunión convocada por el Defensor del Pueblo, Camilo Bastos, a la que asistieron el director del Instituto Venezolano del Seguro, Social Ramón Nieves y  los médicos Denis Gómez y Goyo Rivas, representando al ente nacional; la directora del Iahula,  Indira Briceño; representantes del colegio de enfermeros;  la directora del Hospital Sor Juana Inés de La Cruz y el gobernador del estado entre otros, encuentro en el que el primer mandatario regional manifestó públicamente su interés  en comenzar a utilizar las áreas del piso 3 del Iahula.

Puntualizó el Director de Corposalud  que la directora del Iahula, Indira Briceño, explicó que poner en funcionamiento estos espacios requiere de personal con capacidad, el cual se está evaluando, por lo que Guevara ofreció beneficios salariales para los galenos, enfermeros y personal auxiliar que se avoquen a laborar en estos espacios, como una forma de compensar su vocación y riesgo.

Hizo memoria del reconocimiento que en ese encuentro hizo el director del Ivss, Ramón Nieves, a las intenciones del primer mandatario regional, quien además manifestó la necesidad de contar con personal capacitado para la atención en esas áreas, además de retomar las palabras del Defensor del Pueblo, quien hizo un llamado a asumir con responsabilidad social la vocación del personal sanitario llamado a sumarse a este trabajo.

Por tal razón el director de Corposalud rechazó las declaraciones emitidas por los representantes del ente nacional en Mérida y reiteró el llamado a mantener la diatriba política fuera del ámbito de la salud, asegurando nuevamente que las instalaciones están terminadas y prestas para que se utilicen cuando sea necesario y el personal esté asignado.

Finalizó, Rubén Darío Gallo, explicando que los espacios del piso 3 serán ocupados cuando se rebase la capacidad en las áreas de emergencia COVID-19, escenario que para este martes 11 de mayo no ha sucedido. / Euro Lobo