Actualmente el sector agrícola es el más golpeado. Las autoridades locales parecen que cada día se alejan más de la realidad.

El sector La Capellanía perteneciente al municipio Rivas Dávila del estado Mérida, eje carretero que comunica al sitio turístico “La Cascada India Carú”. Entrevistamos al señor Justo Valencia, agricultor por muchos años de la zona, él posee una pequeña unidad de producción de pimentón y cebolla, dijo que cada día abastecer de combustible se hace mucho más difícil.

“La gasolina, yo por ejemplo trabajo con comercio de hortalizas va uno a que le echen gasolina porque está cargando o no, que el salvoconducto eso está bien para todo, pero va uno bien legalmente y no le surten”. 

En otro sentido, se refirió al suministro de gas doméstico donde aclaró que lleva casi dos meses sin el servicio, el pago es en dólares y muchos usuarios paga para el momento una cantidad, cuando llega el despachador de la empresa pública o privada cobra otro monto.

Valencia recalcó que numerosas familias bailadoreces viven las precarias condiciones de estos tiempos, las mismas no cuentan con los recursos económicos para adquirir servicios que se necesitan para perdurar dentro de una vivienda.

Otros requerimientos

Otra de la necesidad es el Internet, para proceder a realizar las trasferencias y pagar carga de cosechas, el sector no cuenta con el servicio.

En otro orden, la telefonía celular (Movilnet- Movistar) sin datos, la población se encuentra incomunicada. “Que hay una falla en Mariño que hay que comprar unos aparatos, siempre excusas de todo el tiempo” manifestó.

Es importante resaltar que, en el sector Mariño es un a localidad agrícola donde reposan el sistema de telecomunicaciones (antenas y sede física de aparatos), que suministra la señales de empresas telefónicas a la población. Así como también, las antenas de radioemisoras del Valle del Mocotíes que también son afectadas por la suspensión del fluido eléctrico que se generan de manera inesperada.

Colas y ventas agrícolas

Los fines de semana muy temprano, se evidencian a personas del municipio pedir la popular “Cola” con la finalidad de bajar a Tovar productos agrícolas a la avenida Domingo Alberto Rangel y comercializarlos.

Ante la falta de combustible, muchos agricultores tienen varados sus vehículos, un ejemplo de ellos es en el sector Los Rastrojos de Las Tapias, donde muchos optan con el rescate de caballos y mulas para bajar sus cosechar al centro.  / Maury Javier Aranda Avendaño/ Valle del Mocotíes