Desde el fin de semana pasado se comenzaron a ejecutar algunos trabajos en el relleno sanitario de Onia Culegría, ubicado en la parroquia Rómulo Gallegos del municipio Alberto Adriani, los detalles fueron aportados por José Echeto, presidente de la Mancomunidad de los Desechos Sólidos del Valle del Mocotíes (Macumo), al recordar que el vertedero se ha mantenido cerrado para la disposición final de los desechos sólidos.

Destacó que la situación se ha complicado desde el lunes pasado cuando arreciaron las lluvias en el municipio adrianista, impactando la vialidad interna y los drenajes de aguas pluviales que se encuentran a lo interno del vertedero. En ese sentido, acotó Echeto que, entre la Gobernación de Mérida y la alcaldía local, se realiza una inversión cuya sumatoria conjunta alcanza los 15 millardos de bolívares, con los cuales se alquiló una máquina para rehabilitar tanto la vialidad como los canales de aguas fluviales en una primera instancia.

Asimismo, explicó el funcionario que una vez recuperado el vertedero se rehabilitará una terraza que permitirá mantener el relleno abierto por otros días más, “es importante recordar que estamos trabajando con una máquina alquilada debido a que Macumo no ha podido consolidar el arreglo de la máquina propia, por ello, mientras se hacen las gestiones por parte de la gobernación para una de empuje, estamos dependiendo de la máquina alquilada”.

Añadió que dependen de los aportes que hagan las distintas alcaldías y el Ejecutivo regional, en primer término, para el mantenimiento de la mancomunidad de los desechos sólidos.

Por otro lado, el presidente de Macumo informó que, en días pasados, en reunión con los alcaldes del Valle del Mocotíes, quienes forman parte de Macumo, se había acordado algunos aportes para la inversión de maquinaria, pero debido a la tragedia los mismos se retrasarán por las emergencias; no obstante, y esperando que el tiempo cambie y las cosas vayan normalizándose poco a poco, retomarán la inversión.

Finalmente, Echeto destacó que en la disposición final de los desechos sólidos el municipio Alberto Adriani dispone cerca del 65 %, el resto, un 35 %, es dividido entre las alcaldías que conforman la mancomunidad: Antonio Pinto Salinas, Rivas Dávila, Tovar y Zea. “Esperamos que la situación fluya para lograr mantener en buenas condiciones el vertedero con el fin de ejecutar la recepción de los desechos de la mancomunidad”, concluyó el funcionario. /Adela Lozada