Con el aporte de la Gobernación del estado Mérida, el Instituto Merideño del Deporte, IMDAFEF, y la Asociación Merideña de Beisbol, se comenzaron los trabajos de reparación del inmenso tanque de agua del Estadio de Beisbol Libertador, al que nunca antes se le había hecho un trabajo de esta magnitud.

El gramado de los jardines del terreno de juego del citado Estadio prácticamente estaba seco días atrás, porque el tanque se dañó y no permitía que pudiera ponerse a funcionar el sistema de riego.Se vació el tanque que tenía una gran capa de sedimento y fango en el fondo, fue inspeccionado y se descubrió el terrible estado en que está por falta de un buen mantenimiento.

En las oficinas del estadio se reunieron en días pasados el entrenador y dirigente Rafael «Pacha» Herdé (recientemente electo presidente de Asobeisbol Mérida), el dirigente Julio Urdaneta, el ingeniero Manolo Allegue, y por IMDAFEF su presidente José Yovanny Rojas y su Director Técnico Guillermo Dallas, junto al eficiente Edecio Altuve, para hablar de la situación del estadio.

Se entiende que está estupenda instalación deportiva esté descuidada por casi un año de Cuarentena, Confinamiento y Pandemia, con escasos personal para su mantenimiento, y a esto se le añadió la falta de riego, lo que hizo que todo el terreno de juego y hasta las gradas estuvieran enmontados. 

Pero la llegada de las lluvias y el trabajo del personal del Instituto, con el apoyo prestado también por personal de Asofútbol Mérida, están logrando que el estadio se recupere para el reinicio de sus actividades, por lo menos de los entrenamientos, que sería en los próximos días.

Pero antes hay que reparar los daños del tanque, y en este particular el ingeniero Allegue mostró un amplio informe de daños, y tambien posibles soluciones.El informe presentado será llevado ante el Gobernador Ramón Guevara para que gestione pronto los recursos y poner nuevamente operativo el tanque y el sistema de riego del Estadio Libertador. (Prensa IMDAFEF, Ricardo Cabrera CNP 3560).