La falta de combustible para transportar las cosechas desde el campo hasta la ciudad de Mérida y la zona central del país, es uno de los principales problemas que a diario deben enfrentar quienes se dedican a trabajar la tierra, denunciaba recientemente el gobernador Ramón Guevara, responsabilizando al ente nacional por no brindar respuestas oportunas en este sentido.

El mandatario regional deploraba la situación que se vive en el estado Mérida por la falta de apoyo al sector agrícola, sobre todo en todo lo que tiene que ver con el suministro de combustible, aclarando que debido a esta situación se pierde el esfuerzo familiar y el trabajo, porque no se cuenta con la gasolina y el gasoil que se necesita para movilizar las cosechas.

El sistema eléctrico es otra de las aristas que conforman el sufrimiento de los merideños, ya que las constantes fluctuaciones y apagones de hasta 10 y 12 horas en algunas zonas del estado Mérida, causan daños en artefactos eléctricos de los hogares y entorpecen el normal desenvolvimiento del sector comercial.

Las limitaciones en el suministro de gas licuado se han convertido en otro calvario para los habitantes del estado, ya que desde el ente nacional no se agilizan los procesos para que el servicio llegue a cada familia con la regularidad que se requiere.

El tema del agua potable, sobre todo en este tiempo de pandemia por el coronavirus donde este recurso es indispensable para resguardar la salud, es otro de los problemas ante los cuales el gobernador Ramón Guevara denuncia la negligencia del ente central, quien es el responsable de esta materia en la entidad. /Alonso Moreno