Por Alex Vallenilla

El problema principal para que en el sector público haya salarios que sean suficientes, es la enorme cantidad de trabajadores públicos que hay en Venezuela. Según la exposición de motivos de la ONAPRE, para la Ley de Presupuesto del año 2022, hay 5,51 millones de trabajadores del sector público, de cuya cantidad, 4,4 millones pertenecen al sector militar.

Al hacer una comparativa con otros países, se puede encontrar una explicación sobre la precariedad de la administración pública, para poder pagar salarios suficientes a los trabajadores públicos. Según las cifras oficiales, por cada trabajador público en Venezuela, hay cinco (5) habitantes. Se puede comparar con Argentina, que, por cada trabajador público en ese país, hay 14 habitantes. Con Brasil, por cada trabajador público, hay 19 habitantes. Con Colombia, por cada trabajador público hay 39 habitantes. Con México, por cada trabajador público hay 81 habitantes.

Aparte del problema económico que sufre Venezuela, por la crisis interna, y los efectos de las sanciones extranjeras, que limitan la inversión internacional, la excesiva masa laboral se suma a la complicación. El gobierno de Maduro no tiene los ingresos suficientes para mantener una nómina de 5,51 millones de trabajadores, con salarios competitivos. Ni por vía petrolera, ni por recaudación de impuestos. Técnicamente, los trabajadores públicos no producen los ingresos que necesitan. Se requiere al menos 2.200 millones de dólares de ingresos mensuales para pagar solamente salarios por el orden de 400 dólares al mes, sin beneficios. Tampoco se incluyen los jubilados.

Para mantener esa enorme nómina, el Banco Central de Venezuela (BVC), sin más remedio, debe seguir emitiendo dinero para financiar al gobierno. La emisión de dinero se convierte en inflación. Cuando la masa monetaria entra a circular al sistema, en un país en que la producción nacional está en apenas 20% de la capacidad instalada, los precios se disparan. A esto, se debe sumar que en el mundo hay una guerra de tasas de interés, para luchar contra la inflación global. EEUU aumentó las tasas ligadas al dólar y restringe la emisión de dinero. Eso fortalece al dólar y como en Venezuela, 80% de lo que se consume se importa, todo llega más caro. Por una parte, porque el dólar se revalorizó contra el bolívar, y la inflación global hace subir el precio de los bienes en dólares.

A Maduro no le queda otra opción que mantener nexos con el sector privado y tratar de que aumente la producción nacional. A los trabajadores públicos se les debe decir, que las nóminas públicas se tienen que reducir, o la inflación no se va a poder controlar nunca, por lo menos en el contexto económico actual. Pero es un asunto político que tiene que ver con los votos y el clientelismo. No lo hará el oficialismo y tampoco la oposición.

Lo más insólito de este asunto, es ver a los sindicalistas de izquierda, enfrentados a Maduro. Los trabajadores civiles se lanzan a las calles a reclamar por salarios más altos, en la administración pública, en la cual, 80% es militar. Entonces, hay sindicalistas presos por sus reclamos laborales y militares y policías enfrentándolos, por los reclamos que también les beneficiaría a los uniformados.

El clientelismo político hizo mucho daño a Venezuela. Cuando Hugo Chávez llegó al poder, había 980 mil trabajadores públicos. Ahora son 5,51 millones. Esa enorme cantidad aumentó con el chavismo. Ahora es un monstruo con el que no será fácil lidiar en estos tiempos difíciles y de reformas económicas.

Con más inflación

En lo que va de año 2022, Venezuela ya no tiene la inflación más alta del mundo. Esa marca ahora la tiene Argentina con 46,2%. Le sigue el Líbano, con 39,7%. Luego Irán, con 33%. Turquía con 31,7%. Ghana con 26,4% y Venezuela 23,9%. En la tasa anualizada, el Líbano encabeza la lista con 210,1% y le sigue Venezuela con 167,2%.

Por la plata

La crisis económica que azota a Argentina, debido a la inflación y a la devaluación de su moneda, tuvo peso en la decisión de la entrega del avión iraní-venezolano a EEUU. La inestabilidad global está afectando la capacidad económica de ese país. El presidente Alberto Fernández da un giro y orienta a su nueva ministra de Economía, a los acercamientos con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Una serie de vencimientos de deuda se acercan y Fernández no tiene para pagar, así que busca una renegociación como la que logró Macri en 2018, por 44 mil millones de dólares. El giro de Fernández, le valió insultos de parte de sectores del madurismo, al contrario, el gesto fue bien recibido en Occidente.

La bomba Monómeros

El gobierno de Maduro tiene todo lo necesario sobre Monómeros, para sus acciones, con el caso de la empresa que estuvo bajo control del G4 de la Plataforma Unitaria. Los listados de quienes recibieron pagos que salieron de la empresa, para cuadros medios y altos de partidos políticos, algunos ex gobernadores, activistas de algunas ONG y otros, existen y cuando lo consideren necesario, será público. La data estaba en dispositivos de presos muy cercanos al interino. Uno de ellos, Roland Carreño, abandonado a su buena suerte por sus ex jefes políticos. De hecho, toda la información con señales de todo tipo y registros audiovisuales, del “escape” de Leopoldo López, será dado a conocer en algún momento.

Punto muerto

Las negociaciones de la Plataforma Unitaria con el madurismo en México, quedaron en un punto muerto. Ese sector de la oposición no tiene la posibilidad de obligar a nuevos procesos de conversaciones. Recientemente, unos enviados de Juan Guaidó, pudieron sostener reuniones con representantes del gobierno de Gustavo Petro, pero en “reuniones informales”. Maduro mantiene su exigencia de la liberación de Alex Saab y que se devuelva el avión que fue retenido en Argentina.

Cambio de seña

Pdvsa detiene los envíos de petróleo a Europa. El acuerdo era el de enviar crudo a cambio de cubrir deudas, como lo autorizó Washington. Las petroleras de Italia y España, ENI y Repsol, respectivamente, comenzaron a hacer los envíos. Ahora el gobierno de Maduro exige a cambio combustible por cargamentos futuros. En vista de que no se alcanzó acuerdos con el Departamento de Estado de EEUU, el gobierno venezolano ahora cambia las condiciones y paraliza el envío de crudo a esa región. En Europa, el costo de los combustibles está alto, debido a los efectos de la guerra entre Rusia y Ucrania. Para los próximos días no hay cargas programadas en Jose, para enviar a esos países.

Por petróleo

El gobierno de Trinidad & Tobago, se alinea con Nicolás Maduro y plantea reactivar cooperación en materia energética. Recientemente, el ministro de Energía de ese país, Stuart Young, se reunió en Miraflores con Maduro, para “consolidar los lazos”.

Round 1

Los maestros y docentes le ganaron un round a Maduro y a la ONAPRE. El pasado viernes, luego de movilizaciones, el gobierno decidió eliminar el instructivo. Desde la ONAPRE alegan que el pago lo hicieron de esa manera, porque no hay renovación de contratos colectivos. Los maestros y educadores rechazaron tales argumentos y exigieron que les paguen según el último salario que tienen.

Despelote

El alcalde del municipio Rangel en Mérida, Abraham Hayón, luego de ganar con la tarjeta y votos de la MUD, ahora tiene a los concejales de la Plataforma Unitaria en su contra. No le aprueban nada en la Cámara Municipal.

Calentando

Desde ya, el PSUV está montando todo su trabajo electoral con el llamado 1×10. Verificaciones, revisiones y toda la coordinación de las maquinarias electorales, son un tema de constante ejercicio. En algunas instancias ya funcionan salas de monitoreo. La orden es mantener una alerta constante mientras se acercan las elecciones presidenciales próximas.

Recule, confusiones e incoherencias

Los alcaldes de Táchira y Mérida, que aparecieron en redes sociales haciendo llamados de “unidad”, paralizaron sus actividades. Por motivos que no están claros y que se atribuyen a la detención de unos jóvenes con presuntos explosivos, habrían detenido la avanzada propuesta. En un discurso un poco escueto, César Pérez Vivas, anunció su precandidatura a la presidencia, en su discurso dijo algo confuso, que no va con el G4, ni con los de la Alianza Democrática, ¿Entonces con quién? ¿Otra división más? En los factores de la MUD, un sector propone a Carlos Prosperi, en un discurso dijo que el camino son unas elecciones primarias, es de destacar que Prosperi orientó a Ramón Guevara en Mérida a no medirse en elecciones primarias a la gobernación, con Edgar Márquez, por supuesto Guevara, sin criterio propio alguno, dijo públicamente que lo mandaron a no medirse ¿Ahora si valen las primarias?

La gráfica: El dólar

En lo que va de año, el dólar en Venezuela aumentó 29,45%, según las cotizaciones en la banca venezolana. Comenzando el año costaba 4,66 bolívares, el pasado viernes cerraba en 5,92 bolívares. La devaluación de la moneda venezolana obedece a varios factores. El dólar en el mundo se está revaluando, debido a la guerra de tasas de interés, lo que hace que las monedas de riesgo, caigan en su valor. La desconfianza para invertir en Venezuela, por las sanciones y el gobierno de Maduro, persiste y no hay ingresos de inversiones importantes al país. El gobierno ha tenido que echar mano a la emisión de dinero para dar cobertura a algunos gastos, en vista de no tener instrumentos financieros para emitir, la oferta de bolívares en el sistema hace que la moneda local caiga.

Nos leemos el próximo viernes.

Puedes comunicarte a esta columna por: puntoyapartemerida@gmail.com