Hasta ahora, Nicolás Maduro lleva ventaja en el resultado de las negociaciones con la oposición, iniciadas en México el año pasado. Carlos Malpica Flores, sobrino de Cilia Flores, ya no está en la lista de sancionados. Chevron, lucha por una licencia de operaciones petroleras en Venezuela, más amplia. La esposa de Alex Saab, Camila Fabri Saab, es ahora parte de la delegación de negociación, oficialista.

Los norteamericanos tienen a su favor, que ENI y Repsol, pueden llevar crudo venezolano a Europa. Esto ayuda a mitigar parte de la crisis energética en el viejo continente, por la guerra Rusia – Ucrania. Además, logró la libertad de ciudadanos norteamericanos, relacionados con la empresa petrolera Citgo. La figura de Juan Guaidó, como presidente interino, se mantiene ante la justicia norteamericana, porque sirve para conservar la directiva de Citgo, que conviene a EEUU. De esa manera, la Casa Blanca, mantiene alejados a los rusos, de Citgo, a través de Maduro.

Mientras tanto, la oposición venezolana, sigue atascada, sin logros, más allá de la épica, de vender un triunfo electoral en el estado Barinas.

Incentivos en camino

La situación actual está cambiando. El gobierno norteamericano no podrá sostener la narrativa del presidente interino en el tiempo. Se acercan las elecciones de término medio, en las que los demócratas, no saldrán muy bien, debido a la inflación en EEUU, con la administración Biden. Por su parte, la delegación de Maduro exige, la libertad de Alex Saab, la devolución del avión iraní y el fin de las sanciones petroleras. La oposición exige unas elecciones libres, permitir el voto de los que están en el extranjero, actualizar el REP, entre otros aspectos, que le permita alcanzar el poder.

El gobierno norteamericano estaría ofreciendo nuevos incentivos a Maduro. Descongelar 500 millones de dólares, de los intereses acumulados por el oro bloqueado en Londres. Descongelar unos 7 mil millones de dólares de Pdvsa, para que la economía venezolana, tenga un respiro. A cambio, pide que se reanuden las negociaciones en México. Mientras tanto, la administración Maduro, resiste en la guerra de precios petroleros en Asia, contra su aliado político y al mismo tiempo, rival energético, Rusia.

Es posible que las sanciones se relajen en poco tiempo y la Casa Blanca dé algún giro.

La avanzada por la selva de Darién

En medio de los asuntos geopolíticos, el fenómeno social, que es la migración por el Darién, toma fuerza en las redes sociales. Cada día aparecen más videos, que indirectamente, promueven la huida de venezolanos, por esa vía. Incluso, se hizo viral, uno, de una señora anciana, que, según la narración, pudo pasar la selva caminando. Luego, aparecen victoriosos en ciudades norteamericanas.

¿Quiénes se están beneficiando de esto? Por una parte, las empresas norteamericanas, que no logran competir con la mano de obra barata de China; sin duda, recibirán mano de obra a menor costo, basada en indocumentados y migrantes. Por otra parte, la presión que se genera en la política norteamericana, tras el éxito de quienes cruzan la frontera, no está cayendo bien a los demócratas. Entonces, el gobierno norteamericano, sin más remedio, podría estar ofreciendo los incentivos señalados anteriormente, a Maduro, para detener o aliviar la oleada de migrantes.

Llama la atención, el trabajo que están haciendo en los centros venezolanos-americanos, que hay en Venezuela, con formación dirigida a los jóvenes, en función del emprendimiento y otras áreas, para que no se vayan del país.

Lo bueno y lo malo de los migrantes

El gobierno norteamericano lucha en el terreno económico, contra una Rusia, que se fortaleció con la guerra. El rublo vale más que antes de la guerra, la producción petrolera de Rusia, volvió a las tasas de antes de la guerra. Rusia ya ocupa todo el este ucraniano. Las sanciones norteamericanas no están funcionando en ese caso, más de 100 países no se unieron a las sanciones de Occidente. Las acciones de EEUU, se fundamentan en una estrategia para fortalecer el dólar, como está ocurriendo, tras la subida de las tasas y la restricción monetaria.

Pero esa estrategia aumenta el costo del endeudamiento de las empresas norteamericanas, promueve la recesión y golpea la creación de empleos. La llegada de migrantes a EEUU, tiene su significado. La mano de obra barata ahorita es necesaria, porque muchas empresas podrán aliviar el endurecimiento de la política monetaria, pagando menos. Pero en un extremo, podría convertirse en una amenaza, si los migrantes significan carga social para al estado. Distinto a cuando China, inyectó 450 mil millones de dólares en Latinoamérica desde el 2005, lo que pudo contener la salida de venezolanos hacia el sur, sin crear grandes distorsiones.

CONFIRMADO

Petro y Maduro confirmaron que la frontera entre Colombia y Venezuela, se abre de nuevo el próximo 26 de septiembre. También se reanudan los vuelos entre Bogotá y Caracas. Durante casi tres las fronteras y relaciones estuvieron cerradas, tras el conflicto político generado por el apoyo de Iván Duque a Juan Guaidó.

La gráfica: Poca confianza en el bolívar

Las expectativas de debilidad de la moneda nacional se mantienen en 18 puntos. En el índice, se establece, que las expectativas de debilidad y fortaleza del bolívar, se mide en una escala entre ceo y 100 puntos. Cero puntos, es debilidad extrema y 100 puntos, fortaleza extrema, 50 puntos es neutral. Para septiembre, este indicador se mantiene en 18,07 puntos. El mes anterior estaba en 18,36 puntos. La subida del dólar en bolívares, fue de más de 60% del mes anterior. Para este mes, se mantienen las expectativas de debilidad del bolívar.

Nos leemos la próxima semana

Puedes comunicarte a esta columna por: puntoyapartemerida@gmail.com