En el sector Buscatera del municipio Tovar en el estado Mérida, al otro lado del Río Mocotíes vive Yessica Alfonzo con su esposo y tres adolescentes del cual uno sufre de crisis epiléptica de ausencia atípica y epilepsia estructural por infección del SNC.

Desde allí se encuentran preocupados por el riesgo que padece cada vez que las lluvias aparecen, ya que el río pasa por el frente de su casa y esto representa una amenaza para su familia.

Desde hace 7 años se encuentran conversando con las autoridades municipales y regionales, a pesar de que han sido inspeccionados y que conocen su situación, aún el Estado venezolano no le ha asignado una vivienda digna donde pueda habitar junto a su núcleo.

Para sobrellevar su estadía en el lugar, su esposo José Gregorio Quintero ha construido un puente improvisado con vigas, latas y cartón para poder transitar sobre el afluente que les permita llegar a su trabajo, aunque esto representa un peligro inminente.

«Cada vez que crece el río uno siempre está en zozobra, con el miedo, el puente lleva un aproximado de 6 años, cuando aumenta no pasamos por allí».

La pasarela que construyó la familia Quintero Alfonzo pasa sobre el arroyo y conecta con el sector La Vega de la población de Tovar, la familia debe atravesar diariamente el enlace para cumplir con sus ocupaciones cotidianas.

Sin embargo se sienten incómodos por la situación del puente y el posible derrumbe del mismo debido a las constantes lluvias en el municipio.

«Llevo varios años solicitando apoyo a la gobernación y la alcaldía, tengo tres menores de edad, aún no me han ayudado, una roca que sostiene una de las vigas del puente está a punto de caerse por las precipitaciones, si eso llega a suceder nos vamos quedar incomunicados» expresó Yessica Alfonzo cabecera de la familia Quintero Alfonzo y afectada por las lluvias en Tovar.

Asimismo enfatizó que van a continuar insistiendo con las autoridades para que le asignen una vivienda digna dentro del municipio Tovar, ya que su casa no se encuentra apta para vivir porque ha sido declarada en alto riesgo por lo cerca que se encuentra del Río Mocotíes y de caídas de aguas importantes que se ven crecida cuando llueve «Lo único que pido es que por favor me ayuden porque me encuentro en una situación de alto peligro». Yorman Guaje.