Privativa de libertad aprobó el tribunal que lleva la causa de los dos médicos detenidos recientemente por la muerte de una paciente hace varios años atrás.

El tribunal que lleva el caso, aprobó la causa alegada por la Fiscalía Séptima del Ministerio Público de «homicidio intencional en la modalidad de dolo eventual», luego de escuchar también los alegatos de los abogados defensores.

La decisión fue tomada el pasado domingo, Día de las Madres, en la sala de Control Nó 1 del Circuito Judicial del municipio Alberto Adriani, el cual, duró casi seis horas la presentación desde las diez de la mañana hasta casi las cuatro de la tarde.

Los abogados defensores presentaron varios alegatos durante el proceso. Uno de ellos, «es que se carece de elementos probatorios para la privativa y no existe en el expediente acta de defunción de la presunta víctima.

Asimismo, «no fueron recabadas por el Ministerio Público las historias médicas, tanto de la primera intervención realizada a la mujer en El Vigía, como la historia clínica de la segunda operación llevada a cabo en el Iahula».

Señalaron los defensores que «no está determinada la participación de los dos médicos en ninguna de las dos intervenciones, ni el grado de participación de los mismos». «Tampoco consta el protocolo de la autopsia para determinar la causa del deceso, documentación que no constan en el acta de aprehensión, por lo que solicitaron que se dejara sin efecto la solicitud de privativa de libertad».

Además de esto, solicitaron la nulidad de la exhumación del cadáver porque no estuvo presente el tribunal que la acordó y los investigados no fueron notificados».

Los abogados defensores alegaron que «los galenos no evadieron la justicia, al contrario, se pusieron a derecho en tres oportunidades, al presentarse ante el Ministerio Público, pero hicieron caso omiso a dicha presentación».

Sus representados -aseveraron- son profesionales de la medicina de trayectoria pública en el municipio y con lo presentado por el Ministerio Público se dejó claro la violación flagrante del debido proceso, del derecho a la defensa, la tutela judicial efectiva y la buena fe, por lo que se espera el lapso de investigación para demostrar la inocencia de los médicos.

Catarine Castro CNP.8.962
Fotos: CC