En medio de una trifulca ocurrida la tarde del jueves santo, en la celda número seis  del Área de Resguardo y Custodia de Aprehendidos de la  Comandancia Policial Nro. 8 de El Vigía, perdió la vida un privado de libertad al ahorcarlo sus propios compañeros. En el hecho no hubo otros heridos.

La víctima de nombre Pablo Enrique Pérez Rubio (25) ingresó a la emergencia del Hospital «Adán Muñoz Callejas» sin signos vitales a las tres de la tarde. El médico forense certificó que el joven murió por asfixia mecánica.

Según se pudo conocer a la víctima le habían amarrado un cable en el cuello para quitarle la vida, tres de sus compañeros de celda, en medio de una discusión que se originó en vista que el occiso, los amedrentaba a cada rato, según informaron a la autoridad, los agresores.

Los implicados en el homicidio quedaron a la orden de la fiscalía por este nuevo delito que se les anexará a sus expedientes.

Pérez Rubio estaba sentenciado a la orden del Juez de Ejecución Nó 1 por el delito de robo agravado desde el 2016.

El hecho originó gran conmoción en familiares de los privados de libertad quienes se concentraron a las afueras de la comandancia policial para conocer cómo se encontraban sus seres queridos.

En lo que va del año este es el segundo hecho de violencia  que ocurre en el Centro de Coordinación Policial Nó 8 de El Vigía, con saldo de reclusos fallecidos.

Catarine Castro
Foto: Archivo
DIARIO PICO BOLÍVAR
Pronto notialgrano.com