Llegó la hora. Comienza la campaña electoral que culminará con la elección de un Gobernador, 23 alcaldes, un Poder Legislativo y 23 concejos municipales, menuda responsabilidad poseen los merideños que ahora, como siempre, han sido amantes de la democracia, el voto y la participación bajo una consigna clara que anda de boca en boca: ¡Los merideños no retrocederán a la basura, al abandono, la corrupción, la discriminación y la oscuridad!.

Alcides Monsalve Cedillo es de aquí, hijo de Benedicto Monsalve luchador infatigable que marcó la vida citadina con emprendimientos que se convirtieron, al poco tiempo, en sólidas empresas al lado de la libertad de expresión, la democracia, en paz y solidaridad; y de María Eugenia Cedillo quien marcó valores de familia, trabajo y esfuerzo hoy un legado que se convirtió en acción de gobierno hacia una población de ciudadanos que estuvieron abandonados, y dejados de lado, por una ideología no afín con el sentimiento de estos Andes.

¿Por qué la reelección?Porque los merideños no queremos retroceder a la basura, al abandono, la corrupción, la discriminación y la oscuridad; eso fue cosa del pasado y en este presente deseamos seguir transformando y luchando por la ciudad que soñamos. Eso no es efímero, ni es un slogan, es una realidad. De la basura a la limpieza, de la oscuridad a la luz, de la corrupción a la honestidad, del desorden a la gerencia con los ciudadanos y evitando que bandas, verdaderos carteles de corrupción y robo, vuelvan a tomar los espacios de la Municipalidad local.

¿Cuáles son las bases del trabajo a futuro?
Fortalecer el aseo y la limpieza de Mérida. Cuando llegamos al Municipio, hace casi cuatro años, no había un solo camión compactador, estaba a punto una declaración de emergencia sanitaria por el tema de la salubridad citadina y, en poco tiempo, logramos no sólo transformar el concepto que se venía aplicando sino que creamos Sergidesol, recuperamos ocho camiones compactadores que estaban convertidos en chatarra, compramos dos camiones cero kilómetro y estamos recuperando el onceavo, diseñamos rutas recolectoras y empezamos a limpiar.

Fíjate, la cobertura del servicio de aseo urbano en Mérida alcanza el 86% de acuerdo al Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos, pero aún falta.

En materia de luminarias tenemos cuatro años recuperando luminarias, cambiando, haciendo mantenimiento en una labor que no forma parte de nuestras competencias, pero había un requerimiento ciudadano efectuado a través del Presupuesto Participativo y así lo hicimos y lo seguiremos haciendo. Por tanto requerimos seguir mejorando la atención al público en la sede administrativa; recuperar el cobro de los impuestos y colocarlo a tasas justas; aspiramos seguir limpiando plazas y recuperando espacios urbanos; queremos seguir en contacto directo con la Universidad de Los Andes (ULA). En fin, queremos volver a la Mérida donde crecimos.

Para cumplir con lo expuesto hay que emprender una dura lucha contra el centralismo, la imposición de la ciudades comunales, es decir contra le esencia de una ideología fracasada en el mundo como es el neocomunismo con capitalismo salvaje. ¿Cómo lo hará Alcides Monsalve?Como lo hemos venido haciendo.

Yo creo firmemente que hay un bloqueo y unas sanciones contra el país. Indiscutible. Que además fue el colofón de una larga historia de corrupción, robos, atracos al erario público, negocios al margen de la ley, nacimiento de una nueva clase social: Los Boliburgueses y, peor aún, los de aquí que generaron riquezas a punta de gasolina, cupos, VIP en estaciones de servicio, compra y venta de vehículos, en fin. Pero también creo, porque lo vivo a diario, en el bloqueo y las sanciones del Gobierno Nacional, bajo acuerdo con sus aliados merideños, contra los gobiernos locales de oposición; sin embargo, hay una lucha con gestión, gerencia, trabajo y honestidad, tal como lo hemos venido haciendo y no pudieron parar una labor para Mérida y sus habitantes.

¡Eso los tiene locos!
Alcides Monsalve representa la tarjeta judicializada de AD. ¿Es un duro peso el que lleva para la reelección?Falso. Recordemos que la Resolución No. 001206-2559 de fecha 06 de diciembre de 2000, emanada del Consejo Nacional Electoral, resolvió tener como máximas autoridades legítimas de la organización política ACCION DEMOCRÁTICA (AD) a los ciudadanos Henry Ramos Allup como Presidente y Rafael Marín Jaen como Secretario General, y ordenó a las autoridades de dicha organización política presentar a ese órgano, un cronograma para la realización de las elecciones internas. Cosa que incumplieron y, bajo ese mismo efecto, nosotros los adecos creyentes en la participación electoral, la democracia a lo interno y hacia la calle hicimos lo propio con la firme aspiración de convocar a elecciones y darle rienda suelta a un partido fundado para la democracia.

En el 2005 nos prohibieron votar y regalamos la Asamblea Nacional, en el 2015 fuimos todos juntos y barrimos en el Parlamento Nacional; igual sucedió en el 2017 y en el 2018 volvieron a llamar a la abstención para dejar libre a Maduro y permitirle gobernar como parte de un guión de televisión, de una larga novela romántica de los años 70. Entonces ¿De quién es la culpa? Ni de la vaca, ni de la iguana ni de alguna morrocoya. La culpa es de quien negocia con el Gobierno Nacional y sus aliados merideños, la culpa es de quien se arrodilla al dinero, de quien secuestró a AD y la quiso mutilar quitándole la posibilidad de participar en elecciones, la culpa es de los falta de calzones que prefieren seguir la voz del amo ante que la voz del pueblo.


Finalmente candidato ¿Ganará las elecciones de este 21N?Insisto, nosotros los merideños no retrocederemos a la basura, al abandono, la corrupción, la discriminación y la oscuridad. No lo haremos. Somos distantes del comunismo y amantes de la religiosidad sincera. Creemos en la Universidad de Los Andes y lucharemos por su autonomía. Afirmamos el afecto histórico por el Libertador Simón Bolívar como símbolo y signo de la merideñidad. Abrazamos la causa de Monseñor Miguel Antonio Salas. Seguimos la obra de Don Tulio Febres Cordero, estamos al lado de la institucionalidad merideña no hipócrita y vamos a ganar con el voto de todos los de aquí.


Una larga historia acompaña a Alcides Monsalve Cedillo al lado de los merideños. Ahora va por la reelección razón por la cual ha solicitado el voto de los merideños y cree en la labor que viene efectuando. No es discreto, su trabajo se siente y sobre la base de esta tarea ganará las elecciones del 21 de noviembre con Dios por delante.