Este sábado 7 de marzo, se dio a conocer por parte del Vice Rector Administrativo de la ULA, la intervención formal y arbitraria por la vía administrativa a las universidades públicas y autónomas.

En representación de la organización política regional PMI exigimos a las instituciones del estado que se han dado a la tarea de asfixiar a las casas de estudio superior a deponer sus actitudes hostiles y denigrantes que causan zozobra y degradan los centros del libre pensamiento y formadores del recurso humano que sustentan el desarrollo del país.

 En la última década la destrucción del país ha alcanzado igualmente a todo el sistema educativo en especial a las universidades recintos de la resistencia contra el régimen. Infraestructura en deterioro y desmantelamiento sostenido. Implantación del esclavismo moderno del socialismo venezolano que degrada al recurso humano en todos sus niveles acción que se traduce en el desmejorando en la calidad de la educación.

Presupuestos pórticos y reconducidos que han conllevado a la deserción generalizada del estudiantado y la escasez de profesores, empleados y obreros. La intervención por la vía administrativa es un paso que se suma a las políticas de control social.

No podemos permitir el secuestro y violación del derecho a la educación.

El régimen está quebrado y pretende seguir devastando todo lo que aún queda en pie. Si prometieron suplir carencias en los niveles de educación preescolar, primaria y secundaria con alienados del programa chamba juvenil, grupos desadaptados que mostraron sus cualidades controlando bombas de gasolina quizás ofrezcan milicianos policías y militares para nutrir las vacantes de profesores universitarios y empleados administrativos.

 Exigimos a la clase política nacional que en estos tiempos se sienta con el gobierno a detener bajo exigencias claras y contundente, estás acciones inmorales del régimen que a la sombra y con madrugonazos ejecutan en perjuicio de todos.

Hacemos un llamado a los movimientos estudiantiles y gremios universitario a alzar su voz y a construir un muro de resistencia moral y ético contra la arbitrariedad e intención de control desmedido y violación a la autonomía universitaria. Un sistema fracasado, corrupto y cruel como el que impera en nuestro país no debe imponerse por la vía del chantaje, control y secuestro institucional.

Somos solidarios con nuestra casa de estudios y estaremos presentes y activos en esta lucha que hoy por emergencia debe ser asumida por todos sin excepción alguna.