El ofrecimiento principal a los merideños para esta contienda electoral es liderizar el estado para enfrentar con valor, eficacia y contundencia el referendum Revocatorio a partir del enero próximo y una muy posible y necesaria constituyente que desmonte el estado fallido y criminal que agobia y somete a la sociedad venezolana. 

La conquista de la gobernación y alcaldías será para privar de privilegios al oficialismo pervertido y a los sectores sumisos, complacientes, y acorbardados de la oposición que han sido permisivos con el secuestro institucional , con el avance del control social y la tolerancia hacia los organismos de seguridad que hostigan, maltratan y vulneran al ciudadano.

Es la hora de hablarle claro a la gente y de orientarla con responsabilidad firme y acertada para que Mérida unida haga su aporte significativo para el cambio y transformación del país.

La nación requiere de voluntad y fuerza de sus ciudadanos para enfrentar lo que los partidos políticos nacionales y sus dirigentes más relevantes no han logrado. El venezolano quiere respuestas y soluciones y solo recibe malos ejemplos, referentes de corrupción y políticas hambreadoras e inmorales. Prensa PMI.