Cómo descarada califican los trabajadores y usuarios del Hospital I de Lagunillas la petición hecha por el jefe del Eje Territorial del sector Salud en el municipio Sucre del estado Mérida, quien a través de una circular solicita la colaboración de manera «voluntaria» de 1$ por trabajador para adquirir la batería de la ambulancia asignada a ese centro de salud tipo I.

Sigue en la misiva expresando que la «donación» será recibida en transferencia o en físico. Ciertamente la unidad tipo ambulancia debe estar operativa para la atención de emergencias y traslados de pacientes que requieren estudios que realizan en el Hospital Universitario de Los Andes en la capital merideña.

El Legislador Alexis José Paparoni denunció «el caradurismo del ejecutivo regional, que hace una alharaca con la llegada de medicamentos, contando pastilla por pastilla, algodón por algodón, mientras que en los hospitales y ambulatorios de la red regional, intiman a los trabajadores a colaborar para colocar en ñ la ambulancia».

Cuando se malgastan recursos en otras cosas que no son prioridad para los ciudadanos que a diario se ven golpeados por la crítica situación económica.

Sin tomar en cuenta el paupérrimo sueldo que reciben estos empleados públicos, y que no alcanza para nada, ahora pretenden que sea el propio trabajador sanitario quien subsidie con «donaciones voluntarias» de su bolsillo para comprar los repuestos de las ambulancias. JQ, CNP 23.851.