Personal médico, administrativo, obrero del Hospital II de El Vigía y comerciantes alzaron su voz de protesta al gobernador del estado, Ramón Guevara y a la Corporación de Salud de Mérida, que de manera arbitraria intentó asignar la unidad de transporte tipo ambulancia de este centro asistencial al ambulatorio de Torondoy, municipio Justo Briceño.

Se pudo conocer que la primera autoridad civil del estado Mérida entregó insumos para el mantenimiento de estos vehículos, entre sus órdenes fue asignar una de estas al centro asistencial de la jurisdicción mencionada, acción que fue rechazada por sus trabajadores, quienes se apostaron en el peaje La Variante para rescatar y trasladar dicha ambulancia hasta el nosocomio vigíense.

El personal médico del Hospital II de El Vigía exigió al presidente de Corposalud, Rubén Gallo el retorno de la ambulancia, sus trabajadores no permitieron arbitrariedades del gobernador Ramón Guevara, por lo que hicieron una cadena en el peaje hasta conseguir el cometido de llevar el vehículo al centro asistencial.

Los comerciantes vigíenses, quienes colaboran con el mantenimiento de estos carros se sumaron a la protesta pacífica, no permitieron este tipo de acciones que afectan la salud vigíense. 

Jorge Galvis Jr
Diario Frontera-Calor 935 Fm