Como parte de las actividades que fuera de sus labores cotidianas hacen quienes trabajan en el Centro de Investigaciones de Astronomía “Francisco J. Duarte (CIDA), y que les sirven para su crecimiento personal, este miércoles aprendieron cómo ayudar a una persona que está en situación de crisis.

Esto en el taller denominado “Primeros Auxilios Psicológicos”, de la mano de Jossué Belandria, profesor del Departamento de Ciencias de la Conducta de la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes (ULA), y un grupo de estudiantes, organizado con el apoyo de la Oficina de Atención al Ciudadano del CIDA, liderada por Yaneth García y que se llevó a cabo en el salón de conferencias de la biblioteca de la institución.

Más de 50 personas, entre alumnos del Servicio Comunitario de la ULA y personal del CIDA, acompañados por su presidente Pedro Grima Gallardo, asistieron a este interesante taller en el cual abordaron el tema de la salud mental, la conciencia de sí mismo, las estructuras mentales-culturales y los primeros auxilios psicológicos como métodos de intervención en crisis.

Belandria destacó la importancia de estas actividades que llevan también a las comunidades, una formación teórico-práctica para que se pueda prestar el auxilio básico a personas en situación dramática, antes de que reciban una asistencia profesional, si así lo ameriten.

Paso a paso

El taller se organizó en cinco secciones: definición del evento crítico; cómo este tipo de incidentes pueden transformarse en crisis psicológicas; en qué forma los pensamientos ayudan a aliviar o a aumentar el conflicto; identificación de pensamientos distorsionados; y teoría sobre primeros auxilios psicológicos (P.A.P.).

Experiencia enriquecedora, tanto para los estudiantes como para el personal del CIDA que participó activamente, aprendiendo y haciendo su aporte, destacó Yaneth García.

Como pasos fundamentales para avanzar en la prestación de los P.A.P., se destacaron ocho puntos claves, ubicación física, empatía, recolección de información, estabilización, asistencia práctica, conexión con red de apoyo, futuro inmediato y seguimiento.

Jossué Belandria dijo que el objetivo es dejar en cada comunidad a la que van o institución, un referente para que se pueda hacer la atención inmediata del caso y luego referir, si es necesario, a un especialista.   (Prensa CIDA/CS).