El personal de enfermería del hospital Sor Juana Inés de La Cruz, se hace sentir con protestas pasivas en las que exigen al ente dependiente del Ministerio del Poder Popular para la Salud, el suministro inmediato de insumos para la atención de pacientes.

Al respecto, la directora de ese centro hospitalario, Arisan Florida, dio a conocer que el Sistema Robotizado de Medicamentos, aún no ha hecho el respectivo despacho al recinto de salud, por lo que la sala emergencia de adultos, no tiene las condiciones mínimas para atender a los pacientes que acuden a ese hospital, «no tenemos analgésicos, inyectadoras, guantes», dijo.

Conversaciones para subsanar las falencias

Asimismo, la máxima autoridad del recinto sanitario, puntualizó que sostuvo conversaciones con el personal de enfermería -al que reconoce por su abnegada labor- al tiempo que, expuso la realidad por la que atraviesa la institución en cuanto a insumos, acotando que sólo recibieron por parte del Sistema Robotizado el mes pasado, una caja de solución fisiológica; en tal sentido, sostuvo una reunión con el gobernador Ramón Guevara y la autoridad única de salud del estado Mérida, Ramón Nieves, increpándoles a tomar los correctivos pertinentes.

Finalmente, María Rivera, subdirectora del Sor Juana Inés, detalló que el personal está conteste con lo sucedido, motivo por el cual, se hacen sentir con ese tipo de protestas, en un justo clamor para que se realice la dotación de rigor. AM/24.364 / Prensa HSJILC