La Gobernación del estado Mérida, a través de la Mancomunidad de Desechos Sólidos de la Cuenca del Valle del Mocotíes (Macumo), hace esfuerzos humanos y financieros para mantener el óptimo funcionamiento del vertedero de Onia, en el municipio Alberto Adriani.

El presidente de esta organización, José María Ferrebús, informó que se espera que en los próximos días esté en funcionamiento el payloader que se está reparando, además de manifestar que ha sido muy complejo mantener la operatividad del vertedero, a pesar de los esfuerzos realizados por el gobernador Ramón Guevara, quien —junto con los alcaldes que conforman la mancomunidad— busca soluciones satisfactorias y definitivas al problema.

Explicó Ferrebús que el payloader, que recién mandó a reparar la gobernación, se volvió a dañar la semana pasada al enlodarse las terrazas por las persistentes lluvias en la zona, ocasionando que se averiaran otras piezas de la máquina.

“Ya se han conseguido gran parte de los repuestos —acotó el funcionario—, por lo que se estima que pueda entrar en funcionamiento lo más pronto posible”.

Ferrebús recordó que la maquinaria del vertedero ya cumplió su vida útil, lo que trae como consecuencia las fallas y daños continuos de las máquinas motivado a esta situación, lo que limita que no se pueda cumplir con el trabajo a cabalidad. Asimismo, argumentó sobre los esfuerzos que ha realizado el mandatario regional ante las instancias del Gobierno nacional para la adquisición de una máquina nueva, lo cual no se ha logrado.

Destacó Ferrebús que otro de los inconvenientes que se presenta es la falta de gasoil, lo que limita el trabajo de la máquina. A su vez, reconoció que la Alcaldía del municipio Alberto Adriani les apoya con parte del combustible, pero es insuficiente para ejecutar los trabajos en el relleno sanitario, pues solo les permite trabajar unas cuantas horas del día.

A pesar de que son muchos los problemas de Macumo, se están gestionando sus soluciones. El viernes pasado los alcaldes de Rivas Dávila, Pinto Salinas, Tovar y Alberto Adriani, junto a sus representantes en Macumo, realizaron una mesa de trabajo en Santa Cruz de Mora en la que se lograron acuerdos importantes.

 Mencionó Ferrebús que se acordó el aporte de las alcaldías al vertedero cuando lleguen los créditos adicionales; además, el alcalde Edgar Márquez, de Pinto Salinas, se comprometió a entregar, en una sola cuota, el aporte que corresponde a todo el año. Al respecto, el resto de los alcaldes de Macumo acordaron evaluar esta propuesta en aras de buscar recursos que sean inyectados para un mejor funcionamiento del vertedero.

 Para la próxima semana, el alcalde Edgar Márquez convocará a una nueva reunión con los representantes de los municipios que conforman la mancomunidad, así como representantes del Ejecutivo regional.

 Resaltó el presidente de Macumo que el mandatario regional ha estado gestionando soluciones en todo momento en el vertedero, pero la situación es compleja y se requiere del apoyo de todas las alcaldías involucradas.

Para finalizar, Ferrebús informó sobre el operativo médico social que el sábado se realizó en Onia, en el que se brindó atención a los pobladores de los alrededores del vertedero con el fin de tomar en cuenta sus necesidades; así mismo, indicó que se comisionó una mesa técnica para la inspección del vertedero junto al gobernador Ramón Guevara, cumpliendo así con un compromiso asumido para continuar buscando soluciones a los problemas del relleno sanitario y sus adyacencias. /Catarine Castro /Fotos: Enrique Rivera