Este jueves en horas de la mañana un grupo de pacientes que reciben sus tratamientos de hemodiálisis en la Unidad ubicada en el municipio Campo Elías salieron a protestar pacificamente para exigir el cese de los apagones y además el surtido regular de gasoil para la planta eléctrica de dicho centro. 

«Las sesiones de hemodiálisis se ven interrumpidas cada vez que falla el servicio eléctrico, comprometiendo nuestras vidas que dependen de estos tratamientos» denunció Ramón Zerpa, paciente de esta unidad. 

«El llamado que realizamos es a Corpoelec, para que replantee los cortes eléctricos, de manera tal que no afecte nuestras sesiones de hemodiálisis» señaló Zerpa. 

A pesar de que la alcaldía del municipio Campo Elías les suministran de manera periódica el gasoil para el funcionamiento de la planta eléctrica, mientras duran los racionamientos , este no alcanza para cubrir el total de horas que duran los pacientes conectados a las máquinas. 

Está situación cada vez afecta a más pacientes, a los cuales su calidad de vida desmejora cuando no reciben de manera oportuna sus tratamientos. JQ. / Fotografía Cortesía Richard Lara.