Las condiciones climatológicas han producido aumento descomunal en el caudal del Chama hecho que imposibilita desviar el cauce para reparar el tubo averiado.

Oswaldo Ferrer, presidente de Aguas de Mérida, señaló que faltan pocos días para terminar la tarea encomendada por el Gobernador Jehyson Guzmán que consiste en reparar el tubo matriz, de 42 pulgadas, averiado bajo el lecho del río Chama “tarea que se ha dificultado debido al aumento, desproporcionado, del caudal producto de las intensas lluvias caídas durante estos últimos días”.

Explicó que gracias al esfuerzo del presidente Nicolás Maduro, y la articulación del Gobierno liderado por Guzmán, se efectuó la construcción del canal piloto y ahora se espera que las condiciones meteorológicas permitan desviar el río e incorporarlo –de forma progresiva- al canal construido y así poder intervenir el tubo, el cual presenta una rotura, para restituir el servicio de agua potable a las parroquias Presidente Páez, Rómulo Betancourt y Rómulo Gallegos del municipio Alberto Adriani. Plan Cisterna en marcha

De forma paralela, señaló el Presidente de Aguas de Mérida, se viene ejecutando el Plan Cisterna el cual garantiza que la población afectada por este imprevisto se esté abasteciendo de agua potable “ante esta realidad agradecemos la gestión del Gobernador Jehyson Guzmán, y del ministro Rodolfo Marcos Torres, por permitir que en tiempo récord se solvente –en estas condiciones- una situación tan compleja como la vivida aquí en el municipio Alberto Adriani”.

Finalmente reitero que “estamos a pocos días de culminar esta maniobra de la Ingeniería Hidráulica que ha significado la construcción de un canal de ¡, aproximadamente, 600 metros lineales de construcción, por 80 metros de ancho, más de 2 metros de profundidad y 22 grados de desnivel y, ya está en el sitio, la maquinaria que descubrirá la tubería para ser solventada la situación”, explicó Ferrer al ter minar. Prensa Aguas de Mérida.