El presidente de Aguas de Mérida, Oswaldo Ferrer le salió al paso a una versión falsa, fuera de contexto y muy mal intencionada, donde alguna persona bajo el desleal artilugio del anonimato, quiso mal poner el correcto proceder de las funciones de la empresa en el municipio Sucre, señalando que se avalaba tomas clandestinas para favorecer siembras agrícolas en la parroquia San Juan, afectando con esto el servicio del preciado líquido para las áreas residenciales.

Si bien es cierto se han registrado recientes inconvenientes con la continuidad del servicio de agua, estas obedecen a unas averías que Aguas de Mérida está atendiendo como línea constante del Presidente Nicolás Maduro, de la ministra para la atención de las aguas, Evelyn Vásquez y del protector Jehyson Guzmán, pero jamás porque se dé preferencia a cualquier otra actividad diferente al disfrute del ser humano, ya que está siempre va a ser la razón primaria y fundamental.

Oswaldo Ferrer reiteró que Aguas de Mérida emprende en los municipios del estado, un nuevo y enérgico operativo para dar con las tomas clandestinas que pudieran perpetrarse para combatirlas con los argumentos legales del caso, además que a gran cantidad de familias ubicadas en cualquier parte de la geografía regional les consta las acciones responsables ejercidas en este sentido.

Por último, Ferrer dejó claro la capacidad, probidad y carácter responsable que por años ha exhibido el subgerente de Aguas de Mérida en el municipio Sucre, William Gutiérrez, por ser un servidor público íntegro y comprometido con el bienestar colectivo de la población, quien además es un batallador de primera línea en el combate contra las tomas de agua ilegales. Prensa Aguas de Mérida/ Foto Cortesía Ciudad Jamuen