Un obrero de 29 años de edad decidió lanzarse de uno de los viaductos de la ciudad de Mérida.

El hombre fue identificado por las autoridades como Álvaro Enrique Rodríguez Barrios, de 29 años, quien vivía en la calle Santa Cruz del sector El Moral, de Ejido, y dejó en la orfandad a una adolescente de 14 años.

Este hecho ocurrió en horas de la mañana de este sábado en el viaducto Sucre de la capital merideña, ubicado entre los sectores Santa Bárbara y Pie del Llano.

Al sitio acudieron funcionarios de Polimérida para resguardar la escena, así como del Cuerpo de Bomberos de Mérida, al mando del jefe de operaciones de este organismo, teniente coronel Pedro Lobo, quienes instalaron un sistema de ascenso y descenso para recuperar el cadáver del joven obrero.

Efectivos adscritos a la Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra las Personas del Cicpc Mérida y del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf) removieron el cuerpo de Álvaro Rodríguez e iniciaron las averiguaciones de rigor. Este ciudadano es la segunda persona que se suicida durante el mes de octubre en la entidad merideña. @Jordin_Morales