La fuerte crecida del río Chama debilitó parte del talud que sostiene la carretera Rafael Caldera de El Vigía – Mérida, lo que llevó al desplome de una parte de la arteria vial que imposibilita el paso vehicular en la zona.

La problemática se generó este martes a la 1:00 de la tarde luego que parte del talud cediera hacia el afluente y así también parte de la calzada, lo que obligó la presencia de funcionarios de Protección Civil-Mérida y del Servicio Autónomo de Peaje y Vialidad del estado Mérida, quienes atendieron la emergencia y trancaron el paso vehicular.

Se espera solo el pronunciamiento del gobernador del estado Mérida Jehyson Guzmán, quien junto a la Gerencia para el Desarrollo de los Servicios Públicos e Infraestructura evaluará, seguramente, la recuperación del tramo vial, por ser esta una de las vías más importantes de la región que une a Mérida con el centro occidente del país. Jorge Galvis JrCalor 935