La familia de Nevado Gas, encabezada por su gerente, Yeymi Suárez, en alianza perfecta cívico militar y policial con el Poder Popular, los organismos de seguridad y el Ejecutivo Nacional desde el municipio Tovar continúan con el abordaje especial para las familias que quedaron en estado de vulnerabilidad como consecuencia de las precipitaciones por lluvias.

Este es un esfuerzo direccionado por el presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro, en articulación con la presidente de PDVSA Gas Comunal, Carly Bertho, y el diputado a la Asamblea Nacional, Jehyson Guzmán.

En este sentido, este sábado el personal operativo y técnico de la empresa estatal gasífera, en conjunto con los representantes de PDVSA Gas Comunal, desde la parroquia San Francisco, a través de la planta móvil y la cisterna de Gas Licuado de Petróleo (GLP) ya han beneficiado a más de mil familias pertenecientes a cinco comunidades locales.

Así lo dio a conocer, el subgerente de Nevado Gas, Roberto Naranjo, quien además resaltó el traslado de una segunda cisterna a la zona, con una capacidad de más de 37 mil litros de gas doméstico, para abastecer de manera especial a las poblaciones de todo el Valle del Mocotíes.

Instalación

La primera cisterna con más de 38 mil litros de Gas Licuado de Petróleo (GLP) y la planta móvil de llenado, con cuatro picos, arribaron la noche de este viernes 27.

Durante el tiempo que sea necesario, se tendrá la capacidad de suministro para cerca de 2 mil cilindros diarios, en atención a estos merideños en actuales condiciones vulnerables ante los embates de este fenómeno natural.

Además, el personal de la empresa estatal gasífera, quienes se instalaron en las inmediaciones de las afectaciones, encabezado por el subgerente Roberto Naranjo, trasladaron una considerable cantidad de ropa, alimentos, víveres y enseres, entre otros, que se recolectaron en la sede administrativa, en solidaridad y fortaleza para con los hermanos de los municipios Antonio Pinto Salinas y Tovar. JWSR /Prensa Nevado Gas