Cuando cruzaba a pie por una vía ilegal junto a su esposa, entre Bolivia y Chile, murió venezolano migrante, el domingo, siendo ésta la víctima número once que fallece en Colchane en lo que va del año y la número doce en la región de Tarapacá.

El lamentable hecho fue reportado por medios de esos países, informando que la víctima, Edgar Molina Celis (56) junto a su esposa iban hacia Chile, caminando por un paso ilegal en el sector de Pisiga Choque, Bolivia a unos 3 kilómetros al sur del Complejo Fronterizo Integrado de Colchane.

La venezolana relató a las autoridades que su pareja venía presentando fiebre, dolor de cabeza y calambres antes de perder el conocimiento.

El médico de guardia de Colchane certificó la muerte del migrante.

Con la crisis que presenta Venezuela, miles de coterráneos arriesgan sus vidas por pasos no autorizados ante el cierre de las fronteras de países latinoamericanos por la pandemia, en búsqueda de una mejor vida para sus familias y otros para reencontrarse con sus seres queridos.