El alcalde del municipio Obispo Ramos de Lora en el estado Mérida Enrique Guillén anunció que debido a las fuertes precipitaciones las vías de acceso a la localidad se encuentran en peligro de quebrarse en su totalidad.

Entre ellas se encuentra la carretera panamericana en el sector Caño Tigre de la parroquia San Rafael de Alcázar.

Por otra parte, ya existe el quiebre de la vía principal que comunica el sector Gavilanes parte baja con Río Perdido parte baja.

El Burgomaestre hizo un llamado al Gobierno Regional a abocarse a la solución de manera conjunta para prevenir mayores afectaciones.