Este jueves cerca del mediodía un grupo de motorizados trancaron la intercepción de la avenida Los Próceres con la avenida Alberto Carnevalli en señal de protesta para exigir despacho de combustible.

Uno de los afectados, quien prefirió mantenerse en el anonimato, denunció que «está situación se vuelve insoportable, sin combustible no podemos movilizarnos a nuestros trabajos, y como llevamos comida a nuestras casas».

Esta es la segunda protesta que se registra en menos de una semana por esta situación en la capital merideña. A pesar de que reapareció el combustible bajo la modalidad subsidiado, las colas también se dejan ver en las avenidas.