La casa del partido Acción Democrática está y seguirá estando en poder de sus autoridades legítimas y al servicio de los militantes de esta organización política, porque es Aseproad la única propietaria de dicho inmueble.

Así lo hizo saber el vicepresidente de AD, Manuel Mora Izarra, este jueves luego que el juzgado Primero de Primera Instancia en lo Civil, Mercantil, Tránsito, Bancario y Marítimo del estado Mérida declarara el día 5 de octubre inadmisible la querella interpuesta por el exsecretario general de la tolda blanca, Ramón Guevara.  

Mora Izarra calificó como temeraria y sin fundamentos la referida demanda que hiciera como persona natural Guevara junto a un grupo de ciudadanos que en otrora pertenecieron a esa organización, en la que no lograron demostrar ninguno de los argumentos explanados, ni siquiera su cualidad dentro del partido.

“Sin pruebas fehacientes ni fundamentos valederos fue introducida una demanda contra mi persona, cuando ocupaba el cargo de secretario general de AD, y contra el actual secretario general, Alcides Monsalve, la cual fue rechazada por el tribunal”.

Recortes de periódicos que evidenciaban hechos extemporáneos  y  sin vinculación ni  importancia para la situación que los ocupaba,  justificativo sin base jurídica,  testimonios falsos,  infundados y acomodaticios que no resisten ningún análisis jurídico  a la luz de la realidad, fue lo que mostraron los apoderados de Guevara y compañía, dijo el dirigente nacional de AD.

“Declaran violencia en la supuesta toma de la casa del partido, de la cual no son propietarios ni poseedores, por tanto no tienen la cualidad jurídica para demandar y por no llenar los extremos exigidos fue declarada inadmisible la querella”, insistió Mora Izarra.

Lo único real, notorio, público y comunicacional –dijo el presidente de Aseproad- es el deterioro que sufrió la casa del partido durante por el tiempo que fue utilizada por quienes antes fungían como autoridades y que al autoexcluirse de la organización, usurparon esos espacios por aproximadamente dos años.

Reiteró el dirigente político que a quienes corresponde el uso estatutario y  disfrute, custodia, cuidado, guarda y mantenimiento del inmueble al servicio de AD, es a las actuales autoridades de Acción Democrática.