En zozobra permanente por constantes deslizamientos de la montaña, viven los habitantes de El Salado, una población cercana a Ejido, capital del municipio Campo Elías del estado Mérida. Los preocupados vecinos alertan a los organismos competentes sobre la posibilidad de volver a vivir una situación similar como la ocurrida hace un año, el 1 de septiembre, cuando el río Montalbán se desbordó y causó desastres en esa comunidad.

“Ya hace un año, como consecuencia de una de las crecidas del río Montalbán, una parte de la montaña se vio afectada y presentó deslizamiento de masa. A todas luces pone en riesgo a la zona”, señaló Carlos Briceño y agregó que cuando se produjo, en el 2020, el movimiento de tierra el presidente de Aguas en Ejido, Carlos Suescum informó que con la crecida del referido caudal hídrico se depositaron cerca de 700 metros cúbicos de sedimento, palos y rocas.

 Miedo, expectativa e incertidumbre

De acuerdo con lo expuesto por Briceño, los vecinos de Ejido desconocen las medidas a tomar por las autoridades competentes para evitar un nuevo desastre natural con saldo lamentable. «Hay expectativa y lógicamente incertidumbre ante el riesgo inminente», sostuvo Briceño y agregó que la población ignora qué fue lo que pasó con la montaña en ese momento, qué fenómeno geológico está causando los derrumbes constantes.

Los lugareños insisten en la necesidad de realizar estudios geológicos con expertos en la materia y piden a las autoridades competentes tomar acciones rápidas y concretas antes de que sea muy tarde.

«Hacemos un llamado a la alcaldía de Campo Elías, a la gobernación de Mérida, al Ministerio del Ambiente, y a la presidencia de la República, para que se aboquen a la situación, porque la montaña ha seguido con movimientos de tierra», recalcaron y añadieron que con el paso del tiempo y las últimas crecidas del río Montalbán se ha arreciado la gravedad de la afectación de la montaña.

«A tiempo estamos de evitar una desgracia a nuestra población y al medio ambiente en general», apuntaron. 

Bleima Márquez@bleimamr

Fuente Diario La Nación.

Fotografía Cortesía.