Con la imposición de la ceniza, tradicional celebración de la religión católica, los merideños dieron inicio este miércoles a la Cuaresma, camino a la Semana Santa.

En diferentes templos parroquiales se celebraron desde primera hora de la mañana la misas del día y los sacerdotes realizaron la imposición de la ceniza en medio de la actividad litúrgica.

Los feligreses y creyentes colmaron los templos para reafirmar su fé, y pedir por la paz y el cese de los conflictos armados y las guerras.