Este lunes los merideños amanecieron sin servicio de transporte público, los dueños de las unidades de transporte público de las diferentes lineas urbanas no salieron a prestar servicio.

Los trabajadores del volante realizaron un aumento ilegal e inconsulto de las tarifas del pasaje y la ciudadanía rechazó esta medida arbitraria debido a que no fue aprobada por ningún órgano con competencia en la materia.

Las largas colas de usuarios se observaban en las diferentes paradas en varias partes de la ciudad.

Para esta semana el Gobierno Nacional decretó la flexibilización parcial de la cuarentena, mientras que en la entidad la cifra de contagios por Covid-19 sigue en aumento.

JQ. CNP 23.851.