La ONG Médicos Unidos Venezuela (MUV) realizó un estudio en los 23 municipios del estado Mérida, evaluando la situación actual de la Pandemia, para determinar factores de riesgo y medidas a recomendar en los próximos días.

El Dr. Pedro Fernández, coordinador de la Organización aseguró que ve con preocupación «que existe un abandono progresivo de las medida de protección personal y del distanciamiento en nuestro estado, especialmente en municipios de la zona panamericana y el páramo» agregó el Dr. Fernández que «el estudio reveló que el 26% de los merideños ya no utiliza el tapabocas, ni respeta el distanciamiento, mientras que un alarmante 62% reconoce que las usa de manera intermitente o sólo en los lugares donde sigue siendo exigencia».

En la investigación realizada con apoyo de distintas organizaciones y de especialistas de la Universidad de Los Andes también se reveló que muchos establecimientos no exigen el uso de equipos de protección personal, ni proveen medios de desinfección a los usuarios.

Los municipios que demostraron mayor apego a las medidas de Bioseguridad fueron Libertador, Campo Elías y Tovar.Concluyó el Dr. Fernández haciendo una conclusión en función de loa resultados del estudio, señalando que «Si bien es cierto que las tasas de morbilidad de la COVID-19 han disminuido paulatinamente en los últimos meses, y que las vacunas demostraron efectividad al brindar inmunidad, no podemos afirmar que la Pandemia ha acabado y que ya es momento de abandonar las medidas de Bioseguridad.

Una de los principales rasgos de la Pandemia es que sus características son variables e imprescindibles, en otros países están volviendo al confinamiento y a la retoma de las medidas de protección.

En ese sentido se hace necesario recordar que las medidas siguen siendo obligatorias y que todas las sociedades científicas siguen recomendando su uso para no tener que retroceder de manera abrupta en todo lo que se ha avanzado, sigamonos cuidando y con responsabilidad podremos abandonar estas medidas solo cuando estemos seguros que el peligro ha cesado». Prensa MUV Merida