Al conmemorarse el Día Mundial de la Salud, médicos merideños, se agruparon para motivar a la ciudadanía a mantenerse vigilantes y atender a las medidas de protección, prevención y control ante la COVID-19.

Abrigados por los preceptos emitidos por la Organización Mundial de la Salud, donde se enfatiza que, la salud, no es sólo la ausencia de enfermedad, sino el bienestar físico, mental y emocional; éste equipo de médicos, alientan a la población a emplear una valiosa herramienta para evitar el contagio con el SARS-CoV-2 y su variante brasileña (causante de la COVID-19) a través de la vacunación -tal como lo sugiere- Javier Cordero, médico especialista en medicina interna, quien alude sobre la necesidad de crear una atmósfera de confianza, en torno a los diversos mecanismos de inmunización sugeridos, puesto que los mismos laboratorios farmacéuticos que crean los medicamentos como medidas terapéuticas, son los fabricantes de las diversas vacunas.

Del mismo modo, en el ámbito epidemiológico, Ányela Duarte, quien es especialista en esa área y también miembro de la Comisión Regional Científica Asesora para la Pandemia, asegura que aún cuando el individuo esté vacunado, debe mantener el empleo de la mascarilla, lavado de manos, distanciamiento físico, además de evitar espacios cerrados y concurridos.

En la conmemoración de esta insigne fecha que conlleva a concienciar sobre la valía de la salud, Eduardo Ruette, médico obstetra y ginecólogo, apuntó que, el tema de las inmunizaciones, no debe politizarse en ninguna de las corrientes ideológicas que circundan al país, así como objetó la falencia nutricional por la que atraviesa el venezolano, dado al difícil acceso a los productos proteicos que redundan en el fortalecimiento del sistema inmunitario y por ende, un elemento de peso para blindarse ante la fragilidad a adquirir cualquier patología. AM/24.364