Este jueves trabajadores del sector salud decidieron salir a las calles a denunciar la terrible situación que se viven en la región andina por la falta de los servicios públicos, muchos de ellos alegaron que en medio de la pandemia se les hace imposible poder llegar a su lugar de trabajo.

El déficit de los servicios esenciales como el agua potable, electricidad, medios de transporte hace prácticamente una tarea titánica la labor que realizan los trabajadores de la salud, médicos, enfermeros y demás integrantes del sistema de salud pública y privada.

También introdujeron un documento ante la Defensoría del Pueblo denunciando la grave situación que se vive por la carencia de servicios públicos, falta de transporte y combustible que hace casi imposible la llegada del personal a sus sitios de trabajo.

Los galenos estuvieron acompañados por el equipo jurídico del Observatorio de Derechos humanos quienes entregaron un documento para dejar constancia ante esta oficina de la denuncia hecha por parte del cuerpo médico.