Un plato muy conocido en el mundo, ya que no solo se hace pasta con esta salsa, sino que también se hace con pollo y con otras pastas”, recordó. Precisó Ranieri que aunque es cierto que, como todas las recetas, tienen algunas variantes según los países, ya que algunos sitios se elabora con nata, otros con crema de leche e incluso en algunos lugares le ponen tomate. Sin embargo, la auténtica es sin nata, solo con mantequilla y queso.

Pues bien, dice Massimiliano Ranieri que la salsa Alfredo se hace con el agua de la pasta, la mantequilla y el queso parmesano, una salsa fácil y rápida que con estos ingredientes obtendrá mucho sabor. “Es la receta perfecta para esos días que tenemos poco tiempo y queremos comer bien”, aunque muchos comensales en Venezuela, por ejemplo, la prefieren con nata o crema de leche.

Ingredientes para cuatro personas500 gramos de fettuccine60 gramos de mantequilla100 gramos de queso parmesano300 centímetros cúbicos de nata o Crema de leche1 pizca de sal1 pizca de pimienta blanca1 pizca de nuez moscada

Preparación

Debes poner una olla con abundante agua y sal al fuego, cuando empiece a hervir añadirás la pasta fresca y la dejarás el tiempo que ponga el fabricante, aproximadamente unos 3-4 minutos. Después de este tiempo debes sacar la pasta, que debe estar al dente, para que después la terminemos de cocer con la salsa.Cuando la pasta ya haya hervido, debes retirarla del fuego y escurrirla bien.

Colócala sobre un plato para que quede separada y no amontonada, ya que si no se quedaría pegada. Reservamos el plato de pasta y el agua de la misma para seguir cocinando con ella más tarde, no hay que tirarla.Es hora de preparar los ingredientes para la salsa. Debes añadir la mantequilla y rallar el queso parmesano, se puede comprar ya rallado, pero recién rallado es mucho mejor.

Colocas la mantequilla en trozos y cuando haya estado un rato a temperatura ambiente en una cazuela, ponéis parte del queso parmesano rallado. Con un cucharón debes añadir progresivamente el agua del caldo de cocer la pasta, iremos removiendo con unas varillas.Remueve constantemente para que se vaya espesando la salsa alfredo, y si ves que está fría el agua de la pasta, debes poner la cazuela a fuego medio para que la salsa vaya cogiendo consistencia.

Así pues, debes ir añadiendo más queso y más caldo progresivamente hasta que se forme una salsa cremosa con un rico sabor a queso parmesano. La cantidad de queso dependerá del gusto de cada persona.Añadimos un poco de pimienta o nuez moscada.Cuando tengas la salsa, debes añadir la pasta a la cazuela, remover para que absorba bien la salsa para que adquiera todo el sabor. Calentamos la pasta al fuego hasta que esté al punto del comensal.¡Y listos! Servimos los fettuccines Alfredo bien calientes con un poco de pimienta y queso parmesano. ¡Buen apetito! Ciao